Vamos a conocer en detalle qué es el stop-loss y cuales son las peculiaridades que lo envuelven, porque puede ser un concepto fácil, pero que cuando lo utilizamos en nuestro día a día, nos damos cuenta que podemos recibir muchas sorpresas.

Tanto si estás empezando a invertir, como si ya lo haces regularmente, sin duda deberías leer este artículo o ver nuestro vídeo para terminar de consolidar todas esas preguntas que nos pueden surgir en momentos críticos como: ¿Puede fallar el stop-loss?

Sin mas dilación ¡comencemos!

¿Qué es el Stop-loss?

El stop-loss es un sistema, que lo que hace es, que si el precio de la acción toca o se sitúa por debajo del precio del stop-loss, automáticamente, ordene vender todas las acciones.

Esto es lo que se conoce como sell-stop, no obstante, hay que recalcar, que hay más tipos de stop-loss, la cuestión es que mucha gente se refiere a el “stop loss en general” como el sell-stop.

Así pues, lógicamente, este proceso no solo ocurre a la baja, sino que también puede ocurrir con ordenes de compra cuando estamos posicionados en corto, lo que se conoce como buy-stop pero para ello, es necesario conocer tanto la inversión en corto, como el short float y short ratio.

Por ahora, ciñámonos al concepto más básico.

¿Qué conseguimos con el Stop-loss?

Lo primero, es que conseguimos controlar nuestras pérdidas, pero lo segundo, es aún mucho mejor: nos permite decidir cuánto estamos dispuestos a perder con cada inversión.

Puede parecer una tontería, pero ya sea para personas con menor capital, o para enormes fondos de inversión, el stop-loss da la “seguridad” de no tener que estar mirando constantemente las acciones para saber si suben o bajan de precio; si es el momento adecuado de vender; si podríamos estar asumiendo demasiados riesgos porque el lunes y el martes, según mi horario de esta semana, no podría estar mirando la bolsa para hacer un seguimiento de mis posiciones; etcétera.

Así pues, gracias a esta característica podemos limitar el movimiento tanto como nosotros consideremos oportuno, todo dependerá de tu método inversión.

Ejemplo gráfico del Stop-loss (Sell-stop)

Supongamos que tenemos una empresa, la cual sus acciones en bolsa, tienen la siguiente tendencia alcista, y nosotros decidimos comprarla a un precio de 10$ por acción:

Ejemplo gráfico de compra de una acción a 10$
Ejemplo gráfico de compra de una acción a 10$.

Ahora bien, nada mas hacerlo, y como se indica en la siguiente imagen, por seguridad, decidimos poner un stop loss a 9$.

Ejemplo gráfico de colocación del stop-loss a 9$
Ejemplo gráfico de la colocación del stop-loss a 9$.

Como se muestra arriba, lo que visualmente podríamos decir que hacemos al colocar el sell-stop, es crear una barrera, un límite de seguridad por lo que pueda pasar.

Ejemplo gráfico de los beneficios de colocar el stop-loss
Ejemplo gráfico de los beneficios de colocar el stop-loss.

Los siguientes días, el precio de las acciones da la vuelta, y toca ese límite, ese stop-loss, así que automáticamente, nuestro bróker ordena vender todas las acciones, limitando nuestra pérdida a 1$ por acción -especificada en la zona de morado-, y no a todo lo que podría haber venido después -zona azul por debajo de la línea naranja (stop-loss)-.

Ejemplo gráfico de las contras del stop-loss
Ejemplo gráfico de lo que también puede pasar al colocar el stop-loss.

No obstante, muchos se harán la pregunta de: ¿y qué pasa si justo al tocar el precio del stop-loss, o situarse un poco por debajo, se da la vuelta, y desde entonces no deja subir? Pues es aquí donde aparecería la siguiente sección y una ligera respuesta a tu pregunta.

¿Dónde colocar el Stop-loss?

Todo este ejemplo anterior, nos lleva a estas situaciones que si invierte regularmente en tu vida, probablemente, las hayas experimentado: justo vendes, y se da la vuelta.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta aquí, es diferencias dos tipos de colocaciones del stop-loss:

  1. La colocación del stop-loss el día de entrada, es decir, el stop loss del día de compra de la acción.
  2. La colocación del stop-loss una vez ya estamos dentro invertidos.

El Stop-loss del día de entrada

Esta orden límite, esta enfocada a los vaivenes del día de compra, que es lo que llamamos ruido, buscando que no nos eche por una volatilidad demasiado alta, normalmente, en un día de rotura.

Los sell-stop más típicos suelen ser los del 5%, 10%, y 20% por debajo del precio de compra. Aunque claro, como podrás imaginarte, cada inversor decide el que más le conviene y puede no ser un número fijo, todo depende de la experiencia que haya tenido o de lo que muestren sus resultados empírico-matemáticos.

El Stop-loss una vez estamos dentro invertidos

Para este caso de colocación, lo que suele hacer es adaptarlo a una media, es decir, una MA (moving average).

Esta media puede ser diaria, semanal, mensual, trimestral, anual o incluso alguna que no haya dicho, y de nuevo, la media perfecta dependerá de tu método de inversión y el resultado que estés buscando.

Si te gusta lo que estás leyendo, y te gustaría saber cuál es nuestro método de inversión, qué medias utilizamos, cuándo, y cómo, te animo a que te pases por nuestro curso de inversión en bolsa, donde aprenderás mano a mano con nosotros, y paso a paso cómo invertir y ganar dinero como nosotros los hacemos. ¡Puedes empezar totalmente gratis y sin compromisos! ¡Adéntrate en el primer tema de nuestro Curso de Inversión en Bolsa “FTPV” – Macroeconomía!

Además, si así lo consideras, también puedes suscribirte a nuestro boletín de noticias para estar al día de los acontecimientos importantes, no perderte nada y ganar un 30% de descuento en la adquisición de nuestro curso de bolsa: tu mejor inversión empieza en ti.

La promoción del 30% de descuento del curso solo está disponible hasta la salida de la primera edición del mismo.

¿Puede fallar el Stop-loss?

Tras haber llegado a este punto -lo cual te doy la enhorabuena porque sin duda, estás interesado en aprender a invertir, y eso, tarde o temprano hará que obtengas resultados-, una pregunta que podría estar rondándote por la cabeza, y que quizás no te hayan aclarado es: ¿puede fallar mi orden sell-stop?

Es una pregunta peculiar pero de nuestro día a día de inversión, y es que los brókers no son 100% ajustados, es decir, que hay un margen y que sin duda tratará de vender tus acciones al mejor precio de lo que lo has indicado, pero es posible que las venda unos pocos centavos más baratos simplemente por cualquier circunstancia, como por ejemplo que no haya demanda, o que se produzca una burbuja, en la cual tu estés dentro, y la presión bajista no le de tiempo a encontrar un precio más arriba, y por lo tanto pierdas un poco más.

Como estoy diciendo, son pequeñas cantidades salvo en excepciones.

Ahora bien, en este caso sí es importante esta excepción:

Cuando el mercado cierra, y al día siguiente, las acciones abren con un gap a la baja, es decir, que hay un salto de precio con respecto el día anterior, por ejemplo, si el mercado cerró a 10$, y abrió al siguiente día a 8$, pero tu stop-loss estaba en 9$, lógicamente, te vendería las acciones a partir de ahí, es decir, a partir de 8$ simplemente porque es lo que valen ahora. Por ello, al principio, en la explicación de “¿Qué es el stop-loss?” hacía hincapié en que tocase o se situase por debajo.

Hay un tipo de stop-loss que se conoce como stop-limit, la cual cubriremos más en detalle, comparándola con el buy-stop y sell-stop, en la cuál establecemos un límite por si pasa este tipo de situaciones y queremos esperar, a que la cosa mejore para nuestra posición. La pregunta estaría en “¿qué datos tienes que indiquen que podría pasar tal cosa?”.

Conclusiones del Stop-loss

Como hemos visto, el stop-loss es una herramienta interesante, y que sin duda, deberías plantearte usar en todas tus inversiones, si no lo usas ya, salvo, en excepciones, donde estés mirando todo el rato lo que está pasando, como podría ser el caso de un movimiento de day trading (intradía). No obstante, incluso en ese último caso, nos plantearíamos con una probabilidad muy alta el ponerlo.

¿Por qué no pondrías una barrera de seguridad a tu dinero?

Esperamos que os haya sido muy útil. Si os han quedado dudas, o tenéis intereses por preguntar otras cosas de la inversión en general, sin duda, dejárnoslas en los comentarios, incluso hemos dedicado ya un vídeo a ello donde un suscriptor nos preguntaba si era posible que hubiese más de un 100% de short float.

¡Nos vemos en el próximo artículo!